26/5/13

La Mancha y sus encantos



Hoy comienzo el post con un compañero de excepción, mi amado Quijote. El más cuerdo de los locos y el más loco de los cuerdos, que nos regala perlas como la que encabeza el post. Estos días me estoy acordando de él más de lo habitual. Como todos sabéis, estoy en un paréntesis de mi vida en el que me dedico a cultivar la mente (o a destrozarla, según como se mire). Incluso aquí, en un pueblo manchego por el que Alonso Quijano y Rocinante paseaban (aunque a Cervantes se le olvidara escribirlo) hay mucho que mirar, aprender y vivir.

8/5/13

Cambios

Ni siquiera ha pasado una semana desde que le dije adiós y ya la echo de menos. Sí, Londres se ha quedado marcada a fuego en alguna parte de mí y a pesar de sus ires y venires al final me hizo comprender la esencia del asunto.

Tengo que decir que me trató como lo haría el perro del hortelano, que ni come ni deja (los refranes siempre me han parecido una fuente de conocimiento infinito). Al principio muy bien, cautivándome poco a poco pero cuando me acostumbré me clavó el puñal por la espalda y las cosas se torcieron en mi vida o simplemente en mi mente.

Post nuevo Post antiguo Home