28/10/12

Step by Step


Para empezar este post tengo que mencionar lo que lo ha inspirado. Una entrevista que tenía en el olvido de Ana Pastor al Secretario General de Cáritas. Merece la pena verla por ver la humildad en la expresión y en la explicación, la crítica y la solidaridad. Pero lo que me ha llevado a escribir de nuevo, ha sido la frase lapidaria que dice Sebastián Mora al final de la entrevista, es de un sociólogo y ha hecho que me replantee muchas cosas: “Lo que hoy es real, alguien dijo un día que sería imposible”.

Tan cierto y tan evocador como la propia vida. Y perdonen la intensidad, pero es así. Hay días que me cuesta levantarme, saber que es un nuevo día de batalla y seguramente desesperación por no ver resultados. Pero también, y pese a los momentos difíciles, tengo muchos días de ilusión, valentía y positivismo.


16/10/12

Los parques que te debo


Foto: JCVelez
En Londres, como ya dije, hay mucho que hacer, mucho que ver y mucho que vivir. Y no, no sólo llueve y hace frío. Dejemos atrás los prejuicios, porque también hay días de sol que enamoran más que nunca porque son un bien poco común.

Por suerte, los estoy absorbiendo todos. Cuando despierto por la mañana y veo que un rayo cegador no me deja abrir los ojos pienso: hoy va a ser un buen día. Y me lanzo a las calles, a los parques.

12/10/12

Experiencias

Para que todo el mundo sea consciente del punto en el que me encuentro, tengo que contar mi aventura del miércoles. Mis ganas de conocer cada detalle de Londres me llevaron a uno de las mejores peluquerías, a los Salones Sasson (http://www.sassoon.com/). Pero todas las historias tienen un principio, y esta no iba a ser menos. Para que me entendáis mejor, voy a comenzar contando las cosas en un orden cronológico.


4/10/12

"Emperatriz de Lavapiés"



En el primer post no pude pararme en detalles, porque una introducción tan escueta no se los puede permitir. Pero desde luego, no puedo abrir un blog sin hablar de Madrid, como dije, MI Madrid.


3/10/12

Primeros pasos



Después de mi aventura en el aeropuerto y mi precipitada instalación en casa ajena, las cosas se van calmando. He tenido tiempo para hacer de todo. He quedado con amigos, he ido a ver casas, he leído, he visto películas y he paseado por Londres de la forma más tranquila y relajada.

Y es que sí, una ciudad se conoce cuando se vive en ella, no en cuatro días de visitas rápidas y poco eficaces. Yo conocía la ciudad turística y vitalmente hablando. Pero he descubierto rincones mágicos, momentos con gancho y una marea de buenas vibraciones.

El otro día leí una frase de un escritor argentino: “Cuando llueve, comparto mi paraguas. Si no tengo paraguas, comparto la lluvia”. Así que pasen y vean. Yo comparto mis momentos.


Post nuevo Post antiguo Home