30/7/13

Nepal Televisión


Cuando me propusieron colaborar para un programa de la televisión de Nepal, no me lo pensé. Creí que podría ayudar en cuanto a producción, edición y montaje y que tenía mucho que aprender en en estos campos, así que dije que sí. Cual fue mi sorpresa cuando en la primera reunión me dijeron que mi función era la de ser reportera. Me quedé completamente bloqueada.

Accedí con mucho miedo porque es un gran reto: trabajar en inglés, entrevistar a gente nepalí que en algunos casos no entienden el idioma y ponerme delante de una cámara. Todo nuevo y diferente. Pero no puedo estar más contenta con la decisión que tomé. 

El programa se llama Inspirations, se trata de una gran entrevista en profundidad que hace Mike en el estudio al director de alguna ONG que trabaje en Nepal. La segunda parte del programa, en la que intervengo, es un pequeño reportaje de cómo trabaja la organización en el campo, entrevistas a las personas que se benefician de este trabajo y a los principales presidentes de la organización en los distritos. 

La primera entrevista de nuestro programa ha sido a Lily Thapa, presidenta de Women for Human Rights, una organización que lucha por los derechos de las "Single Women", como se hacen llamar. Suelen ser en su mayoría viudas pero también las hay solteras, o abandonadas por su marido. En Nepal el trato a las viudas es terrible, llegan a estar marginadas incluso por sus familiares. Por eso el trabajo de esta organización me pareció alucinante.

El primer día de grabación fue el domingo y puedo decir que ha sido uno de los días más intensos y emocionantes, profesionalmente hablando, que he tenido en mi vida. Fuimos a una zona remota de la montaña a entrevistar a algunas de estas mujeres, todas ellas con historias desgarradoras. No fue fácil, como he dicho al principio, esto es todo un reto. Sólo espero que haya salido bien y que sus historias puedan ser escuchadas. 

A pesar de mis limitaciones, fue una experiencia preciosa en un entorno de película. Va a ser difícil borrar de mi mente estos momentos, la generosidad de las mujeres ofreciendo absolutamente todo lo que tenían y la felicidad que transmitían por poder contar su historia y por hacerse oír. Siento un inmenso agradecimiento a ellas, por dejarme formar parte de su pequeña comunidad por un día.

El periodismo está mal, lo dije el otro día, pero yo me quedo con estos momentos que me regala y espero seguir aprendiendo y mejorando en la que, como García Márquez, creo que es la profesión más bonita del mundo.












P.d. Fotos de mi fotógrafo favorito. Gracias V.

2 comentarios:

Post nuevo Post antiguo Home