25/8/13

Pokhara y la Pagoda de la Paz Mundial



Pues sí, después del viaje infernal conseguimos situarnos en Pokhara, y aunque no tuvimos mucho tiempo para conocerla más a fondo, lo que vimos fue alucinante.

El sábado lo teníamos totalmente planeado: comeríamos enfrente del lago un buen desayuno de campeones para después cruzarlo en un bote y subir a la Pagoda de la Paz Mundial que está en lo alto de una montaña. Esto, así escrito, suena fácil y rápido, pero no.

15/8/13

Un viaje infernal y una recompensa


No hay sufrimiento sin recompensa, está claro. Después del interminable y surrealista viaje por carretera desde Katmandú a Pokhara, he decidido entrenar mi paciencia y aprender que después del sacrificio llega el triunfo. Pero empezaré por el principio de los tiempos, ya que hay mucho que contar antes de llegar al precioso lago.

5/8/13

Lucha y vence



Está claro, y después de unas cuantas entradas todavía más, que aquí siempre hay algo que hacer. Y no cualquier cosa, suelen ser cosas satisfactorias que alegran la vida. Esta vez fue improvisado, me invitaron a una reunión en la que no sabía muy bien de qué íbamos a hablar y por casualidad acabé metida en este proyecto.

Post nuevo Post antiguo Home