16/3/14

De historias y castillos



Ya lo iba necesitando. Por supuesto que me refiero a salir de la ciudad para hacer un poco de turismo aunque sólo fuese a una media hora del centro. Y es que, sin saberlo, al lado de Madrid podemos encontrar lugares impresionantes que pasan desapercibidos por estar un poco alejados.

Ese es el caso de Manzanares el Real, un pueblecito cerca de la Sierra de Madrid en el que ya había estado anteriormente. Me gustó tanto, que quise volver. No hubo ningún problema cuando se lo comenté a mi primo y a mi hermano (mis compañeros de piso y de vida) porque jugaba con una baza a mi favor: tiene un castillo.

10/3/14

Las pequeñas (grandes) cosas


Cuánto he tardado en actualizar, lo sé. Pero a veces la vida, en lugar de ofrecerte caminos rectos y controlados te ofrece laberínticos senderos a los que les debemos más imaginación y ganas. He estado bastante ocupada intentando planear el futuro de nuevo. Al final, acabé como siempre, sin planes de futuro pero optando por las improvisaciones que traen alegrías.

De alegrías precisamente quería hablar hoy, pero de las pequeñas. Los detalles que pasan desapercibidos pero que en mí generan una euforia desmesurada y me producen unas ganas tremendas de bailar y saltar por la casa (literalmente, tengo testigos). Hoy os voy a hablar de las pequeñas alegrías y de la gran felicidad. He vuelto muy ambiciosa de mi crisis de identidad.

Post nuevo Post antiguo Home