3/10/12

Primeros pasos



Después de mi aventura en el aeropuerto y mi precipitada instalación en casa ajena, las cosas se van calmando. He tenido tiempo para hacer de todo. He quedado con amigos, he ido a ver casas, he leído, he visto películas y he paseado por Londres de la forma más tranquila y relajada.

Y es que sí, una ciudad se conoce cuando se vive en ella, no en cuatro días de visitas rápidas y poco eficaces. Yo conocía la ciudad turística y vitalmente hablando. Pero he descubierto rincones mágicos, momentos con gancho y una marea de buenas vibraciones.

El otro día leí una frase de un escritor argentino: “Cuando llueve, comparto mi paraguas. Si no tengo paraguas, comparto la lluvia”. Así que pasen y vean. Yo comparto mis momentos.











No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post nuevo Post antiguo Home