19/12/15

Marrakech


Después de muchísimo tiempo sin pasar por aquí, he decidido volver. Sobre todo, porque cuando me ausento, comienza a crecer una espinita dentro de mí que me recuerda que escribir este cuaderno de viaje me hace feliz. Este año ha sido intenso, lleno de imprevistos y de cosas que hacer, así que hasta noviembre no pude cogerme unos días de vacaciones para escapar (sobre todo de mí misma). El destino elegido fue Marruecos por varias razones: no podía ser un vuelo de muchas horas, tenía que ser barato y queríamos salir de Europa. 

Nunca había viajado a África y tenía ganas de conocer una pequeña parte de ese gran continente. Teniendo Marruecos a tiro de piedra, había que empezar por ahí. No hubo tiempo de preparar rutas, ni de pensar demasiado que íbamos a hacer una vez llegáramos a Marrakech. Sólo sabíamos que había 10 días por delante en los que descansar también era una prioridad. El mismo día que partíamos, compré una guía (mi favorita es la Lonely Planet) para tener una base en la que apoyarme para planear el viaje.


En Marrakech pasamos unos 4 días en total, porque era la lanzadera hacia el sur y donde aterrizamos y despegamos. Como todas las ciudades de este tipo, me sorprendió. Caótica, llena de gente, olores, sabores. Esperaba algo diferente, pero me gustó. Pasear por los zocos se convirtió en mi pasatiempo favorito. Además de andar perdida por las calles y conocer algunos de los puntos turísticos de la ciudad. Sobre el dónde dormir y dónde comer, no hay que preocuparse demasiado. Marrakech está lleno de lugares donde alojarse llamados Riads. El nuestro, en concreto, se llamaba Riad Sadaka y era un pequeño paraíso. 

Con la comida yo disfruté desde el principio: Cous-cous de verduras, tajines, tortillas bereberes, té con hierbabuena,... Los precios no son bajos, un poco más barato que en España, pero no es algo destacable. Aunque se puede escoger entre un abanico de lugares y precios alucinante.  

He seleccionado unas cuantas fotos que resumen los días en Marrakech. Paseos lentos, puestas de sol, babuchas, gente. Un lugar en el que refugiarse. Espero que disfrutéis de esta pequeña ciudad llena de encanto.

Pronto, más Marruecos.
Ana

Aquí, la Guía Express sobre el viaje por carretera en Marruecos. Lo imprescindible en todos los sentidos.

















No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post nuevo Post antiguo Home