3/9/13

La serenidad en Boudha


Vuelvo, como septiembre, con ganas. Ganas de seguir compartiendo experiencias y lugares. Pero hoy no os voy a enseñar un lugar cualquiera, hoy voy a compartir uno de mis lugares favoritos de Nepal (creo que también es uno de mis lugares favoritos del mundo). Se trata de la gran estupa de Boudha. He estado muchísimas veces por aquí, pero todavía no tenía fotos en condiciones para el blog. Así que el domingo, cargué la cámara al cuello y me puse a ello.


Es uno de los lugares sagrados budistas de Katmandú y una de las más grandes del mundo. Su forma representa el mandala, que para quien no lo sepa, son símbolos budistas e hindúes del macrocosmos y del microcosmos. Alrededor del templo se han construido muchísimos monasterios por la afluencia de refugiados del Tíbet, y lo más normal es ver a monjes budistas dando vueltas alrededor del templo. La vuelta ritual que hay que realizar en este tipo de templos es en el sentido de las agujas del reloj y permite ver el santuario en todo su esplendor.


La primera vez que visité Boudha, recién llegada a Nepal, me quedé completamente shockeada. Es un lugar lleno de misticismo y espiritualidad, lleno de monjes meditando y de gente haciendo yoga. Todo el mundo da vueltas alrededor del templo y gira los rodillos de oración mientras el viento mueve las banderas y Buda no pierde detalle.

Toda la plaza está llena de restaurantes y cafeterías con azoteas. Comer o cenar en uno de ellos mientras ves la alta torre dorada es una experiencia totalmente única. Además, hemos descubierto un restaurante español: La casita de Boudhanath, un lugar que recomiendo a todo el mundo. No sólo por las vistas, también por los detalles, la comida y los dueños que son pura simpatía.

Pasear por Boudhanath es uno de mis pasatiempos favoritos, al tiempo que hago fotos y observo a la gente tratando de entender y asimilar sus costumbres y rituales y absorbiendo, cada vez un poco más, la manera que tienen de entender la vida.

Suelo calificar los lugares dependiendo de la magia que me transmitan, y he de decir que esta estupa es uno de los lugares con más energía y magia en los que he estado nunca. Un buen lugar para encontrarse con uno mismo y dejar a un lado las diferencias culturales.






2 comentarios:

Post nuevo Post antiguo Home